Ásatrú es una Religión Viva

Un error bastante frecuente es reducir Ásatrú a la Era Vikinga, considerarla “la religión de los vikingos” y circunscribirla sólo a este periodo histórico y el ámbito geográfico concreto de Escandinavia y los asentamientos vikingos fuera de ella. Esto hace que, a ojos de los no versados en la materia, se confunda ser odinista o asatruar con ser vikingo, es un estereotipo que hay que ir poco a poco desterrando. El problema viene cuando supuestos practicantes de Ásatrú caen en el mismo error, lo cual no ayuda para nada a que el estereotipo se erradique. Yo entiendo que un cristiano, un musulmán, un ateo… no sepan qué es el Ásatrú, pero una persona que dice practicarlo debería haberse molestado antes de proclamarse asatruar en conocer las raíces de su fe. Por desgracia vivimos en un mundo en el que las apariencias importan más que el contenido.

Es cierto que podemos considerar la Era Vikinga como un periodo de esplendor, que es el último periodo en el que las creencias nativas europeas tienen fuerza en medio de una Europa cristianizada y es lógico que los vikingos nos atraigan por muchos motivos, entre otras cosas porque vemos en ellos personas similares a nosotros, con nuestros valores, aventureros, guerreros audaces… gente que mantenía unos viejos valores en medio de un mundo con valores totalmente contrarios y en cierta medida nos sentimos identificados con eso. Sin embargo es absurdo reducir el Ásatrú sólo a esa época.

La palabra Ásatrú es un neologismo, adoptado en el siglo XIX, Ása-Trú significa en islandés “lealtad a los Æsir” o “confianza en los Æsir”. Esto no quiere decir que sólo se rinda culto a los Æsir, como algunas personas han entendido, nuestra vieja cosmovisión es un sistema completo en el que todo está equilibrado y tomar sólo una parte, ya sean los Æsir o los Vanir, desequilibraría todo el sistema. Sencillamente Ásatrú es una palabra usada para diferenciar las viejas creencias frente al universalismo cristiano. Algo similar ocurre con el sintoísmo en Japón. Tradicionalmente no existía ninguna palabra para definir la vieja religión nativa japonesa, como no la hay para definir las religiones nativas en ninguna parte ya que sencillamente se entienden estas creencias como las propias del pueblo en cuestión y sólo se inventa una palabra para definirlas cuando viene otra religión desde fuera. En el caso de Japón, con la llegada del budismo al país se empezó a hablar de Shin-to, literalmente “el camino de los dioses”, en contraposición con Butsudo, “la Vía de Buda”. Algo similar ocurre en Europa, existe el camino de los dioses y existe la vía de Cristo.

Es evidente que Shin-to hace referencia a la religión tradicional japonesa desde sus orígenes remotos hasta hoy. Sería absurdo que un japonés dijese que sólo es sintoísmo de verdad lo que se practicaba en la Era Yamato, por ejemplo. Con el Ásatrú ocurre lo mismo, no es “la religión de los vikingos”, sino la religión nativa de los pueblos de estirpe germánica, cuyas raíces se hunden en el tronco común europeo. La religión, evidentemente, ha evolucionado a lo largo de miles de años, no ha sido siempre igual, porque es una cosa viva. ¿Por qué es más valido un blót a Thor en la Islandia del siglo X que una ofrenda a Nerþus en el Neolítico, un juramento ante Tîwaz en la Germania de Arminio, o el culto a Bodan de un suevo en la Gallæcia del siglo VI?

mujer prehistoria

Como religión viva que es, el Ásatrú ha seguido evolucionando y tras 1600 años de clandestinidad es evidente que son muchos los vacíos históricos que tenemos. Estudiar las Eddas, conocer las fuentes arqueológicas, los textos sobre cómo practicaban Ásatrú nuestros antepasados… evidentemente nos ayuda a conocer muchas cosas, pero eso no quiere decir que Ásatrú consista en hacer arqueología de la fe. No, una religión no se trata de recrear fidelísimamente cómo se hacían las cosas en el siglo IX o en la época de esplendor que queramos, se trata de vivir la fe. No tendría sentido que un cristiano de nuestros días se vistiese como los primeros cristianos para realizar una celebración o que dijese que si algo no se hacía en la época de las catacumbas no tiene validez. Las religiones, cuando están vivas, no paran de crear cosas. El islam en sus inicios no tenía ninguna corriente mística y posteriormente nace el sufismo, el cual hoy se considera como una parte del islam más ortodoxo. En la Edad Media las misas cristianas eran en latín ¿significa eso que celebrarlas en las lenguas vernáculas de hoy es una innovación de la New Age? En la época de los samuráis no existía la fotografía, pero los sintoístas de hoy ponen fotos de sus familiares fallecidos en los altares de ancestros ¿acaso eso trasgrede de algún modo su tradición? Es evidente que no.

altar-de-ancestros-asatru

Si religiones como el cristianismo o el islam, que son religiones dogmáticas y reveladas, han evolucionado desde su nacimiento hasta hoy, mucho más lo han hecho las religiones tribales, a medida que la tribu ha evolucionado. Ocurre lo mismo que con el derecho consuetudinario, es la forma más perfecta de derecho porque no es fruto de una persona, sino de las aportaciones de cientos de generaciones a lo largo del tiempo. El derecho en los pueblos europeos se ha basado siempre en la costumbre, a diferencia de lo que ocurría en Oriente, cuya fuente de derecho era la voluntad de un rey. Esto hacía que el derecho germánico, el romano… fueran mucho más prácticos y adaptados a las circunstancias de la vida. Por eso incluso en nuestros días los abogados estudian derecho romano y por eso en los países anglosajones existe aún la common law. Con la religión ocurre lo mismo, al no ser fruto de la revelación hecha por una deidad a un Profeta, sino de la tradición de miles de años, se va adaptando a medida que el pueblo que la crea evoluciona.

El castellano que se habla hoy no es igual que el que se hablaba en el Siglo de Oro o el que se hablaba en el primitivo condado de Castilla en el siglo X. Así mismo no es igual el castellano que se habla en Castilla que el que se habla en Andalucía ni que el que se habla en Argentina, pero es el mismo idioma. Las lenguas evolucionan con el paso del tiempo y tienen variedades regionales. Con las religiones ocurre lo mismo. Buscar un estándar en un momento del pasado para estudiar una lengua es lo que se hace cuando uno quiere aprender una lengua muerta, pero las lenguas vivas evolucionan y tienen diferencias ¿es que acaso estos grupos ven el Ásatrú como una religión muerta, como algo del pasado, en lugar de como una religión viva de nuestros días?

Es evidente que a la hora de buscar respuestas espirituales a los problemas de hoy no podemos sacarnos de la manga las cosas ni tampoco copiar tal cual cosas que se llevan a cabo en otras religiones pero que son totalmente ajenas a la nuestra. Intentar adoptar, por ejemplo, el concepto de pecado para el Ásatrú, a imagen de las religiones reveladas, sería totalmente un sinsentido. Cuando se introduce un elemento nuevo debe hacerse siempre con cabeza, sabiendo lo que se hace. Normalmente estas cosas responden a un estudio previo y son llevadas a cabo por gente que tiene conocimientos para ello, apoyándose en la historia y en lo que hacen otras expresiones de la religión europea, como los celtas o los griegos. Sin embargo muchos grupos adoptan el rol de policías del Ásatrú, al más puro estilo de la inquisición cristiana, tachando cualquier cosa que no se hiciese en el siglo IX y esté plenamente documentada como una innovación de la New Age.

Lo irónico del tema es que la mayoría de estos que se dicen tradicionalistas y rechazan todo lo que no corresponda a la Era Vikinga (como si 40.000 años de tradición se redujesen sólo a ese periodo) pertenecen a grupos universalistas que no son europeos o descendientes de europeos. Es decir, cosas como la Señal del Martillo, las Nueve Nobles Virtudes o el Stadhagaldr, son innovaciones de la New Age, pero que un africano o un amerindio practiquen el Ásatrú es tradicionalismo. Si una chica europea se pone rastas en el pelo, come con palillos chinos o se hace un tatuaje de henna, la moderna policía del pensamiento corre a decirle que es apropiación cultural y que está ofendiendo a las personas de esas culturas. Sin embargo si reclamamos el Ásatrú como una religión nativa propia del Pueblo Europeo, corren a tacharnos de racistas y a decir que los dioses son para todos.

No hay ninguna prueba histórica de que los escandinavos ni ninguna tribu germánica adorasen a Loki o a los jotum y además esto es un sinsentido por muchas razones. Sin embargo muchos de los grupos que se llaman a sí mismos tradicionalistas lo hacen. Es decir, usar un sistema de meditación ideado en el siglo XX que se basa en la tradición germánica y en las runas es una innovación de la New Age, pero adorar a las fuerzas del caos, es tradicionalismo para ellos.

A lo largo de la historia siempre ha habido homosexuales y nunca se les había perseguido hasta la llegada del monoteísmo abrahámico. La postura lógica y coherente de cualquier grupo Ásatrú es considerar que la sexualidad es un aspecto privado de la vida de la persona y no juzgar a nadie por ello. Sin embargo nunca han existido uniones entre personas del mismo sexo. Es evidente que no se trata de algo tradicional, pese a ello los grupos universalistas que se dicen tradicionalistas son firmes defensores del matrimonio entre personas del mismo sexo ¿no es eso una innovación mucho más trascendente que lo que ellos llaman innovaciones de la New Age?

Se podrían poner muchos ejemplos de esto pero lo que quiero decir en definitiva es que el Ásatrú, como religión viva que es, evoluciona y no ha sido siempre igual. En la Edad del Bronce se consideraba a Týr como el Alto Dios y ahora ese papel lo desempeña Wotan/Odín. El Oðinn escandinavo adopta las características de un chamán finés, cosa que no tenía el Wotan de la época en la que Tácito escribe su Germania. Pues del mismo modo, las nuevas aportaciones al Ásatrú, siempre que se hagan con cabeza y sabiendo lo que se está haciendo, son válidas. El Ásatrú no es una religión dogmática, existen multitud de escuelas o corrientes al respecto. Lo mismo ocurre en el hinduismo, donde hay corrientes politeístas, panteístas e incluso monoteístas dentro de la misma tradición. No hay nada de malo en que ocurra lo mismo en el Ásatrú, incluso el hecho de que existan visiones universalistas no es algo que sea censurable aunque yo no lo comparta. El problema viene cuando estas visiones tratan de imponer su concepción de lo que es y no es Ásatrú a los demás y lo hacen con tan poca coherencia.

Estar obsesionado con la Era Vikinga pero al mismo pensar y actuar de acuerdo al marxismo cultural de nuestros días, para nada es ser tradicionalista. De hecho uno tiende a pensar que esta gente realmente no ha profundizado sobre lo que es el Ásatrú, sencillamente se ha dejado llevar por la moda vikinga de los últimos años, ha escuchado un par de grupos de viking metal o le gustan los vikingos por el motivo que sea y hacen una recreación de esa época. Pero gustarte el viking metal y haber leído un par de libros sobre los vikingos no te convierte en escandinavo del mismo modo que ser otaku, gustarte el anime y ver películas de samuráis, no te convierte en japonés. Uno llega a pensar si realmente esta gente siente lo que está haciendo, si cree realmente en algo… o si sencillamente son metalheads a los que les gustan los vikingos y tienen un cacao mental considerable al respecto de su identidad.

Unknown

Copyright © Renacimiento Gótico

Identidad Europea

renacimiento-gc3b3tico-logo-1

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog, Religión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ásatrú es una Religión Viva

  1. Gloria dijo:

    Bravo. No sólo escribes muy bien, sino que te informas sobre religiones de todo tipo, y encima, de forma clara y directa. Gracias por éste blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s